La importancia de la caída de tensión

La caída de tensión es un efecto provocado por la pérdida de potencial a lo largo de recorrido del conductor por la resistencia que este presenta, esto desencadena en que los voltios que tenemos al final del conductor sean menores que los que existían inicialmente aumentando el consumo y dificultando en casos extremos el funcionamiento de los receptores.

Disponemos a lo largo del REBT de varios apartados en los que nos indica que niveles de caída de tensión podemos permitirnos para cada una de las líneas que se distribuyen desde la instalación de enlace hasta la instalación interior, para ello podéis consultar la tabla resumen de este artículo, recogiendo todo lo indicado en la normativa.

Hasta hace más bien poco tiempo, este “quebradero de cabeza” para la elección de la sección a instalar se basaba únicamente en un cálculo que realizábamos en la memoria técnica de diseño o en el proyecto, sin tener en cuenta la resistencia que se da en las conexiones, las cajas de derivación y los elementos de corte y protección, sumándose a la resistencia del cable, por ello los equipos multifunción, obligatorio de acuerdo a lo indicado en la ITC-BT-03 para ser empresa instaladora de baja tensión, que se están comercializando de hace un tiempo para acá, ofrecen la posibilidad de realizar la medición de la caída de tensión y de este modo verificando cual es la caída de tensión real en el punto de la instalación que así lo precisemos, y garantizar de este modo un nivel de voltios suficiente para el correcto funcionamiento de los receptores y para cumplir con esa normativa.

De este modo desde PLC Madrid os animamos a realizar las mediciones reglamentarias, comprobar eficientemente el estado de las instalaciones y ayudar a que el mantenimiento y rejuvenecimiento de las instalaciones eléctricas en nuestro país se mantenga.