OLYMPUS DIGITAL CAMERA
OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Los tiempos están cambiando a velocidad de vértigo, especialmente en lo que se refiere a nuestro estilo de vida. Estos cambios están casi en su totalidad relacionados con los avances que se han realizado durante los últimos años en tecnología y en las comunicaciones a distancia basadas en Internet, pues la vida de las personas de hoy en día está caracterizada por la presencia de la red a través de los distintos dispositivos que son el ordenador, el móvil y la Tablet.

Uno de los campos en los que más avances se están realizando en los últimos años es el de la domótica, que está centrado en la automatización de los hogares para optimizar los sistemas de seguridad, la gestión energética y por último y no menos importante, el bienestar y el entretenimiento. Se estima que en Estados Unidos, país donde se encuentran las principales sedes de las empresas dedicadas a este campo, alcanzarán los 7 mil millones de dólares de facturación únicamente en este año 2017 y esto se debe, en su mayoría, al último producto de Amazon basado en reconocimiento de voz: el Amazon Echo.

El Amazon Echo es un altavoz con forma de cilindro, del tamaño de un bote de desodorante o espuma de afeitar, pero a diferencia del resto de altavoces que ha salido al mercado hasta la fecha es inteligente y basa su tecnología en el reconocimiento de comandos de voz. Gracias a esta propiedad, fundamentada en la base de datos conocida como Alexa, que pertenece a Amazon, no sólo se puede controlar la reproducción de música o cualquier tipo de audio, sino que también brinda al usuario la posibilidad de recibir información de actualidad, como las noticias y el tiempo e incluso realizar pedidos a través de la página web de Amazon de productos de toda índole, simplemente con la pronunciación de ciertos comandos.

“Alexa, reproduce el último álbum de Red Hot Chilli Peppers”, “Alexa, ¿qué tiempo hace hoy?” e incluso “Alexa, compra un paquete de rollos de papel higiénico” son sólo algunos de los comandos que se pueden pronunciar a través de este aparato y él (o ella, ya que se llama Alexa) convertirá nuestros deseos en órdenes de manera instantánea.

Esta tecnología, que parece sacada de películas de ciencia ficción como 2001: Una Odisea en el Espacio o Blade Runner ya es una realidad, y es sólo cuestión de tiempo que todos los dispositivos electrónicos que utilicemos en el futuro cuenten con sistemas de reconocimiento de voz para hacer nuestra vida aún más cómoda.